Aula invertida

Aprendizaje
activo
Aprendizaje basado
en valores
Aprendizaje
colaborativo
Aprendizaje
autodirigido

¿Qué es?

El aula invertida es una práctica en la que los alumnos conocen el material de aprendizaje (videos, textos, etc.) de forma independiente antes de clase, para poder aprovechar el tiempo de la clase en actividades diseñadas a promover una comprensión más profunda.
El modelo de aula invertida permite a los alumnos aprender de forma independiente a su propio ritmo, y le brinda al docente más tiempo para la instrucción individual. El pre-aprendizaje hace que se aproveche mejor el tiempo de clase para el involucramiento activo y colaborativo de los alumnos: discusión de pares, aprendizaje basado en problemas, y discusiones o debates. El aula invertida permite un aprendizaje más diferenciado, y fomenta una comprensión más profunda por parte del alumno.

¿Cómo utilizarla?

Para el aprendizaje invertido, es necesario brindar a los alumnos materiales de aprendizaje significativos, antes de volcarse al aprendizaje activo en clase. Esto puede lograrse asignando lecturas con preguntas, creando videos informativos o de demostración, creando un foro de discusión online, o pidiéndole a los alumnos que se involucren por medio de herramientas digitales. Es importante brindar un incentivo para que los alumnos se preparen para la clase, haciendo que la información pre-aprendida sea vital para la participación en clase. Las actividades de clase deberían enfocarse en actividades de nivel cognitivo elevado que se apoyan en el pre-aprendizaje. Los docentes deberían formatear los materiales de pre-aprendizaje con relación al feedback de los alumnos.

¿Cuándo utilizarla?

Las aulas invertidas pueden usarse para implementar el aprendizaje mixto (‘blended learning’) cuando se requiere del aprendizaje online. Puede utilizarse para aprender temas que permiten un aprendizaje al ritmo de cada uno. También puede utilizarse para introducir un material nuevo, a fines de efectivizar el tiempo de clase. Es propicio utilizar el aula invertida cuando se desea fomentar habilidades de pensamiento elevadas, ya que permite que el aprendizaje independiente cubra la información esencial o datos básicos.

¿Cómo evaluarla?

La evaluación del aula invertida incluye la evaluación tanto del aprendizaje previo a la clase, como de la participación en clase. Puede darse feedback inmediato a los alumnos sobre los conceptos y tareas aprendidas fuera de la clase. El feedback puede ser dado utilizando las mismas plataformas de aprendizaje digital usadas para el aprendizaje independiente. Las herramientas de autoevaluación, tales como exámenes y formularios, pueden ser usados al final de las tareas individuales. En clase puede recurrirse a las encuestas lúdicas o herramientas de votación, para determinar la efectividad del aprendizaje autodirigido. Que los alumnos creen mapas mentales colaborativos en clase puede servir para evaluar tanto el aprendizaje en casa como brindar una profundización del aprendizaje activa y colaborativa.

Puedes utilizar las siguientes herramientas:

Aula invertida: Autorreflexión – Para el estudiante

Flujo

Cuelgue el cartel de instrucciones en el aula

Related Items